Blog Psicología

Psicoterapia Breve

En muchos casos, un proceso de psicoterapia breve puede ser de gran ayuda para personas con determinados síntomas psicosomáticos, de ansiedad, o de otro tipo, que causan sufrimiento emocional, y a veces, corporal.

Hay quien precisará de otro tipo de psicoterapia, ya que para poder hacer un proceso de psicoterapia breve, tanto el paciente como el síntoma tienen que cumplir ciertas características. En esos otros casos, por supuesto hay otro tipo de intervenciones que pueden ser igual de eficaces, pero hoy nos vamos a fijar en la psicoterapia breve.
Como ya habréis intuido, se trata de un tipo de psicoterapia que tiene ciertas características específicas:

La primera de ellas es que tiene un tiempo delimitado, que suele ser de 6 a 12 meses. Aunque la denominemos como “breve”, no deja de ser una terapia que busca cambios sustanciales y profundos, de ahí que para el tipo de cambios que persigue se defina como “breve”, en contraposición a terapias que se extienden más en el tiempo.

Lo primero que se hace es realizar una evaluación que dura de tres a cuatro sesiones, y que es fundamental para cimentar la terapia y poner el foco donde se puedan realizar las mejorías buscadas. Para ello nos valdremos de entrevistas, cuestionarios y otro tipo de dinámicas con las que conseguir la información necesaria para definir los objetivos posteriores.

Se trabaja en base a unos objetivos, que surgen de la evaluación, y que no se ciñe únicamente a la desaparición del síntoma por el que se viene a consulta (síntomas somáticos, insomnio, ansiedad, dificultades en la relación, en el trabajo, conflictos familiares…) sino que busca provocar cambios en áreas específicas de la personalidad, para que, una vez desaparecido el síntoma, no aparezca de otra manera.
De esta manera, el trabajo se estructura en torno a un foco, buscando la resolución del conflicto subyacente al síntoma, así como del propio síntoma.

El terapeuta tiene un papel activo, sin llegar a ser directivo. Busca que el paciente sea consciente de lo que le ocurre ayudándole a llegar a ese punto en el tiempo necesario, sin forzar, pero sin alargar el proceso más de lo necesario.

Si tienes ansiedad, síntomas somáticos en la piel, dolores de espalda, de cabeza, síntomas gástricos, ansiedad, insomnio, u otro tipo de problema vital que no te deja disfrutar de una vida satisfactoria, no lo dudes, ponte en contacto conmigo, y te ayudaré a clarificar tu situación y a sentirte mucho mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s