Blog Escritura

Esa enfermera…y todas

Esa enfermera, o más bien, todas ellas.

¿Sabéis que en el 12 de octubre (hospital de Madrid) hay una enfermera para acariciar cuando te tienen que hacer una perrería, muy a su pesar?

No lo sabíais ¿verdad? ¿Y sabéis lo que eso supone para mí?

No te preocupes por mis luces, ya sé que no está ahí para acariciar, pero cuando no está ayudando al médico, ella me acaricia, me coge la mano y me habla de cosas que me gustan. Me agarra del mentón, me dice “Tú no mires, y háblame de tu hijo, o del curso que vas a hacer esta tarde”, o de lo que sea.

Cuando me suelta para ayudar al médico, me siento como perdida, pero sólo pasan dos segundos, y ya me vuelve a coger la mano y vuelvo en mí, (de los pensamientos horribles que puedo llegar a tener), a esta vida imperfecta, donde me vendría genial que me tocara la lotería, y alquilar una casita en las playas del Caribe, pero que eso es lo de menos, porque esta es la vida en la que me voy a curar.

Hoy mis agradecimientos les ha tocado a l@s enfermer@s, de una manera muy cortita, me gustaría ser más productiva, o comunicativa, entre otras cosas porque se lo merecen, lo sé, pero ahora sólo quiero tumbarme y descansar.

www.anacardonapatau.com

@volver__empezar

3 comentarios en “Esa enfermera…y todas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s